fbpx
cuando-hay-que-visitar-al-dentista
Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp

El tener una sonrisa sana, bonita y agradable es de mayor importancia de la que podrías pensar. ¡Sí, aún mayor! Te sirve para comer, hablar, sonreír y es un factor fundamental de nuestra vida social.

Para conservar una dentadura en perfecto estado de revista, es necesario acudir al dentista de forma regular.

¿Acudir al dentista con regularidad? ¿Por qué?

Te recomendamos visitar la consulta del dentista con regularidad, a fin de evitar numerosos problemas desagradables. En el tema del cuidado bucodental, lo que no hagas a los veinte lo pagarás a los treinta, y con intereses.

Es muy importante adquirir el hábito de visitar al dentista al menos una vez al año, y mejor si se adquiere a una edad temprana.

Un paciente con una boca sana debería realizarse al menos una vez al año una limpieza dental que elimine los restos de placa para prevenir enfermedades periodontales. Sin embargo, los pacientes que deciden visitar al dentista con esta frecuencia son minoría.

¿Pero qué me puede aportar esta visita anual?

La visita rutinaria a la consulta del dentista le permitirá verificar el estado de dientes, encías, empastes y prótesis si las hubiera. También podrá comprobar inicios de lesiones —como caries en las raíces— o la movilidad de las piezas, para ver si hay riesgos de caída de dientes.

También podrá chequear la oclusión dental, es decir, cómo de bien encajan los dientes entre ellos. Frecuentemente se aprovecha esta visita para una limpieza profunda y eliminar el sarro, así como para hacer radiografías.

¿Qué síntomas deben hacernos visitar al dentista?

Cualquier cambio perceptible en la boca debe vigilarse de manera inmediata, haya o no haya sensación de dolor. Estos cambios son muchos y variados: un diente que corta o hace daño, que se ha vuelto sensible al calor o al frío. Este tipo de cosas se previenen con la visita periódica al dentista.

El dolor no es el síntoma determinante para visitar la consulta del dentista: al contrario de lo que se cree, se puede tener algo serio y no sentirlo en absoluto.

Por leve que sea un síntoma, no se debe tomar a la ligera. Visitar al dentista es fundamental para evitar la caída de piezas.

Suscríbete a nuestra Newsletter

Introduce tu nombre y email y recibirás los últimos artículos y novedades de nuestro blog

Comparte este artículo con tus amigos o familiares

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on whatsapp
DMCA.com Protection Status

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos requeridos están marcados *

Publicar comentario

LLama Ahora