¿Cuánto tiempo dura un empaste?
Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp

A menudo, cuando un diente está físicamente dañado por caries o trauma, se usan empastes dentales para reemplazar la estructura perdida.

Como dentistas, intentamos maximizar la vida útil de todos los empastes dentales mediante el uso de los mejores materiales y colocándolos en condiciones de trabajo ideales. Sin embargo, todo en odontología tiene una vida útil limitada y los empastes no son una excepción. Una pregunta frecuente es: ¿Cuánto tiempo dura un empaste? La respuesta es compleja ya que cada cavidad y cada empaste son únicos y hay muchos factores a considerar.

Materiales

Hoy en día, los empastes dentales se pueden hacer de uno de los dos tipos principales de material: porcelana y composite. Cada tipo de empaste tiene una vida útil ligeramente diferente debido a las diferencias inherentes en las propiedades de los materiales.

La porcelana resulta excelente para tratar cavidades medianas o grandes. Muchos la consideran la «solución definitiva» para el diente, y funcionan muy bien durante años.

El composite es un material plástico blando que se adapta a la cavidad del diente y se endurece con una luz azul. Estos empastes de composite son generalmente más débiles y no dimensionalmente estables con el tiempo. Como resultado, tienen una vida útil relativamente corta, generalmente de tres a cinco años, dependiendo del tamaño del empaste.

Colocación

La forma en que se colocan los empastes dentales de porcelana o de composite puede tener un gran impacto en su longevidad, y hay varias cosas que los dentistas pueden hacer para maximizar su vida útil. Por lo tanto, tiene sentido que cualquier cosa que ayude a crear un vínculo más fuerte en última instancia aumentará la vida útil del empaste.

Condiciones del paciente

También hay cosas que los pacientes pueden hacer para asegurarse de aprovechar al máximo sus empastes dentales. Cualquier empaste que se coloque en la boca está bajo estrés: por comer y beber diariamente, por los cambios de temperatura de estos alimentos y bebidas, y por hábitos como rechinar o apretar los dientes.

Si el empaste es necesario por culpa de la caries, es importante que nos aseguremos de minimizar el riesgo de desarrollar nuevas caries en el futuro y así evitar la necesidad de un reemplazo temprano del empaste dental. Esto puede implicar cambiar ciertos hábitos e incorporar más rutinas de cuidado bucal en casa.

Suscríbete a nuestra Newsletter

Introduce tu nombre y email y recibirás los últimos artículos y novedades de nuestro blog

Comparte este artículo con tus amigos o familiares

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on whatsapp
DMCA.com Protection Status

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos requeridos están marcados *

Publicar comentario

LIMPIEZA GRATUITA

Rellena tus datos y te daremos cita para una revisión y limpieza bucal gratuita